31 de mayo de 2022

Proyecto hidrológico busca proteger y conservar lagunas altiplánicas

Trabajo enfocado en dos lagunas poco intervenidas, La Punta y La Brava en el Salar de Atacama. Aunque podrá implementarse en cualquier laguna altiplánica.

"Transferencia Plan Hidrológico para proteger Lagunas Altiplánicas" es el nombre del proyecto con relevancia medioambiental, científica, tecnológica, patrimonial y cultural, que tiene como propósito desarrollar monitoreo hidrológico ambiental para proteger y conservar las lagunas altiplánicas de la Región de Antofagasta, junto a la relevante participación del Consejo de Pueblos Atacameños y de la Comunidad Atacameña de Peine. 

Proyecto que fue financiado por el Gobierno Regional de Antofagasta, mediante el Fondo de Innovación para la Competitividad Regional (FlC-R 2020), C.BIP 40023864-0. 

El trabajo que comenzó en mayo del 2021 y finaliza este martes, estuvo enfocado en dos lagunas modelos que han sido poco intervenidas, La Punta y La Brava en el Salar de Atacama, sector de Peine

Debido a que estos lugares comparten características similares, tales como altas tasas de evaporación, escasez hídrica, alta radiación solar, y potencial impacto de la industria, es que el plan de monitoreo podrá ser implementado a futuro en cualquier laguna altiplánica de la región

Por esta razón, sería necesario generar y transferir nuevos tipos de monitoreos hidrogeológicos integrales, con el objeto de entender cómo funcionan estos sistemas lagunares frágiles, comparar con antecedentes hidrogeológicos propuestos por la industria y proponer estrategias de conservación. 

El lídel del proyecto, el doctor en Geología José Luque, académico del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad Católica del Norte e investigador hidrogeólogo del Centro de Investigación Tecnológica del Agua en el Desierto (CEITSAZA), explicó "el proyecto ha entregado una plataforma tecnológica y el desarrollo de un software que permitirá gestionar de forma eficaz los datos hidrológicos e hidrogeológicos del estado ambiental de las lagunas La Punta y La Brava".

"Con la consecución de este proyecto y con la entrega de la plataforma web para la gestión de los datos del Plan Hidrológico. A partir de ahora y durante el año 2022, se busca continuar a corto plazo con una segunda fase donde se fortalecerá la plataforma tecnológica", adelantó el académico.

Luque, agregó que "este fortalecimiento estará dirigido en fomentar la escalabilidad y replicabilidad del software. De esta forma, se podrá aplicar esta plataforma informática para estudiar otras lagunas e incluir mayores prestaciones de Inteligencia Artificial y Ciencia de Datos. Para ello, se buscarán nuevos fondos para apoyar la ejecución de estas acciones, en la línea de FONDEF Investigación Tecnológica". 

El proyecto contempló la realización de un programa digital que permitirá el monitoreo de estos lugares. Sebastián Escobar, experto en informática que participó del desarrollo de la plataforma, comentó en qué consiste, "el software tiene la capacidad de procesar datos relativos a variables hidrodinámicas e hidrogeoquímicas de las lagunas tipo estudiadas".

"En este sentido, la plataforma informática permite gestionar e interpretar los datos relacionados con la extensión de las lagunas, los niveles de agua de los cuerpos lacustres, los niveles piezométricos de las aguas subterráneas, los niveles de la salmuera, la salinidad de las aguas, la composición hidrogeoquimica de las aguas superficiales y subterráneas, y la composición isotópica de las aguas", describió Escobar.

Además, el informático, indicó "este procesamiento está orientado a proporcionar información y/o datos abstraídos para establecer, comprender y dar soporte a la explicación del estado hídrico de las lagunas altiplánicas, y determinar la sensibilidad de estos sistemas lacustres ante potenciales procesos de extracción de la salmuera". 

Por su parte, Francisco Mondaca, coordinador general de la Unidad de Medio Ambiente del Consejo de Pueblos Atacameños, manifestó "nuestras comunidades son las que han hecho uso del territorio por muchos años y han tenido una estrecha simbiosis con la naturaleza, adquiriendo conocimiento por miles de años sobre estas zonas, lo que conlleva a nuestra cultura conocedora de los humedales y sus ecosistemas, y que como nuevas generaciones queremos sostener". 

"Es por eso que nuestra participación es un plus y una oportunidad para la academia de hacer ciencias en los mismos territorios, haciendo partícipe activamente a nuestros comuneros que dan otra mirada", destacó Mondaca. 


TEMAS