15 de octubre de 2021

EXDIRECTOR DE LA PDI QUEDÓ EN PRISIÓN PREVENTIVA POR MALVERSACIÓN DE GASTOS RESERVADOS

Además, el subcomisario Eduardo Villablanca -su mano derecha- quedó con arraigo nacional y arresto nocturno 

El Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago decretó prisión preventiva para el exdirector de la Policía de Investigaciones (PDI), Héctor Espinosa, en la investigación por los delitos de malversación de gastos reservados, falsificación de instrumento público y lavado de activos por 146 millones de pesos. De ese monto, 109 millones de pesos fueron depositados directamente en su cuenta, y 37 millones fueron destinados para su pareja.


En la audiencia también estuvieron los imputados por los delitos de lavado de activos, su esposa, María Magdalena Neira y el subcomisario de la PDI -considerado su mano derecha- Eduardo Villablanca.


Las alarmas las encendió un reporte de operación sospechosa del banco de María Magdalena Neira, por la compra de un departamento en Las Condes por el que pagó 250 millones de pesos, al contado y con vales vistas. Antecedentes que fueron investigados por la Unidad de Análisis Financiero (UAF).


Según el Fiscal de Magallanes, Eugenio Campos, “entre los años 2015 y 2017, el referido director general de la PDI, sustrajo ingentes montos de dinero en moneda nacional, proveniente de recursos públicos destinados a la satisfacción de gastos reservados y asignados a dicha institución”


Además, el Tribunal decretó las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional contra la esposa de Héctor Espinosa, imputado por haber recibido cerca de 37 millones de pesos injustificados. Mientras que Eduardo Villablanca quedó con arraigo nacional y arresto nocturno total como cómplice del delito de malversación de recursos públicos.