3 de enero de 2022

La importancia de cuidar la experiencia online del usuario

La experiencia de usuario (Ux) es un concepto que alude al grado de satisfacción que produce en una persona la interacción con un dispositivo o un entorno web, que se traducirá en una percepción positiva o negativa concreta.

Si nos centramos en el ámbito web, podemos afirmar que la User Experience es esencial para determinar el tiempo que un usuario permanece en una página, si repetirá sus visitas o su grado de receptividad a acometer las acciones que se le proponen realizar, por ejemplo una compra online.

Por ello, sites que a priori puedan parecer tan diversos como los ecommerces o los casinos online tienen como nexo común que cuidan al máximo la Ux, los primeros con el objetivo de que haya unos buenos ratios de conversión entre visitas/compras, y los segundos de que no existan elementos de fricción en la interacción de los usuarios mientras juegan que puedan estropear su percepción de la experiencia de juego, es muy importante para el usuario disfrutar de los múltiples juegos que puede ofrecerle en este caso un casino online.

¿Cómo cuidar la experiencia de usuario?

A la hora de deparar una buena Ux es primordial atender a varios parámetros, comenzando por el propio diseño de la página que ha de tener un planteamiento Responsive para que pueda visualizarse bien desde cualquier dispositivo que se conecte el usuario, ya sea un ordenador de mesa, una tablet o un smartphone. A este respecto hay que valorar que la conexión mediante móviles cada vez tiene una importancia proporcional mayor, por lo que es esencial que el site esté perfectamente preparado para ofrecer una óptima experiencia de navegación para estos terminales.

La navegabilidad en general también es un aspecto que va a determinar mucho la User Experience en cualquier página, al resultar necesario que haya una buena arquitectura de categorías y menús para evitar que el usuario se pierda, mientras que la claridad de la información contribuye a una interacción en la línea de los objetivos de negocio de la web. Por ejemplo, para que no abunden los carritos de compra abandonados (con lo que estos significan de clientes que han tenido intención de comprar pero luego no han ejecutado la acción) es básico que todo el proceso de navegación sea claro y rápido, sin pasos intermedios innecesarios que abonen confusiones o incluso abran la puerta a pensárselo dos veces...

Otros aspectos que también contribuyen a la experiencia de usuario

Hay que valorar que la obtención de una positiva User Experience o experiencia de usuario requiere de la capacidad de conjugar una apariencia visualmente atractiva con una alta funcionalidad, de ahí que haya que atender a elementos que puedan ser tan aparentemente divergentes entre sí como son la velocidad de carga de la página y la simplicidad de diseño.

Para entender lo que ambos comportan, no tenemos más que imaginarnos a nosotros mismos como usuarios, que nos desesperamos cuando una web tarda mucho en cargarse o que nos satura una página de apariencia excesivamente abigarrada, que no invita a que estemos conectados mucho tiempo y aún menos a efectuar una operación como comprar online.

Por todo ello, podríamos definir la experiencia de usuario de manera muy sencilla, como simplemente todo aquello que nos hace sentirnos cómodos y que provoca que nos resulte agradable navegar por una web, ya sea para disfrutar de sus contenidos, comprar o realizar una gestión online.